Donde alojarse en Burdeos

¿Dónde alojarse en Burdeos? Las mejores zonas

Caminar por la calle Fernand Philippart, en el casco histórico de la ciudad francesa de Burdeos, es una experiencia maravillosa. Hermosos edificios del siglo XVIII escoltan el camino hasta uno de los templos religiosos más bonitos del sur de Francia, la Iglesia de Saint Pierre. Otra opción es recorrer la calle Sainte-Catherine, una avenida peatonal que concentra las boutiques de moda y las chocolaterías de la ciudad. Ya sea en uno u otro caso, Burdeos ofrece muchas posibilidades para encontrar buenos hoteles con la mejor relación calidad-precio. Esta ciudad portuaria de 260.000 habitantes es el epicentro de la región vitivinícola más reputada del país galo, en donde han nacido vinos legendarios (y carísimos). En este artículo te contaremos dónde alojarte en Burdeos y cuáles son las mejores zonas para que tu hotel esté ubicado a pasos de los principales atractivos bordeleses.

Las mejores zonas donde alojarse en Burdeos

Centro histórico

Muchos han apodado a Burdeos como la Pequeña París. Es una ciudad encantadora, repleta de buenos restaurantes y tiendas de anticuarios, con un gran puerto sobre el río Garona que desemboca a mar abierto. Es la capital del departamento de Nueva Aquitania, al sudoeste de Francia, y la prefectura del departamento de Gironda.

Burdeos tiene una enorme zona metropolitana, en la que viven casi un millón de personas (es la sexta ciudad más poblada de Francia). Sus barrios del centro de la ciudad son diversos y fascinantes, desde el bellísimo casco histórico hasta Chartrons, Gare Saint-Jean y Bastide, por nombrar a los más turísticos.

En concreto, el casco histórico es una de las mejores zonas donde alojarse en Burdeos. Cuenta con atractivos de visita imprescindible, como la preciosa Catedral de San Andrés, que data del siglo XII y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco (al igual que el casco histórico en su conjunto).

El entorno de esta zona es simplemente magnífico, con la elegante Place de la Bourse como gran imán. Allí, a orillas del río Garona, se ubica la Fuente de las Tres Gracias, rodeada por el majestuoso Palacio de Bolsa y el Museo Nacional de Aduanas.

Alojarse en el centro histórico permitirá estar a pasos del Museo de Bellas Artes, con su soberbia colección de pintores europeos del siglo XV al siglo XX, y del Museo de Aquitania. Otros atractivos son: la Rue Sainte-Catherine, la calle comercial por excelencia de Burdeos; el Palacio de Galieno (un anfiteatro romano); la Tour Pey Berland y el Museo de Artes Decorativas.

También destacan la Puerta de Cailhau y la Puerta de la Gran Campana, dos de los antiguos accesos a la ciudad medieval, que llevan al histórico barrio de Saint Pierre. Otros imprescindibles son: la Place de Quinconces, el Jardin Public (un pulmón verde de 11 hectáreas) y la Ciudad del Vino, un museo (o instalación cultural) que muchos consideran el más completo del mundo en su rubro.

Para tener una idea de precios, alojarse en el centro histórico en un hotel tres estrellas, con recomendaciones por encima de 8 puntos en Booking, ronda los 100€ la noche en meses de temporada media (otoño y primavera). Estos valores suben drásticamente durante julio y agosto, como ocurre en las principales ciudades de Europa, y se ubican apenas por debajo de los 80€ la noche en los meses más fríos (enero y febrero).

Chartrons

Este barrio es menos turístico que el centro histórico de la ciudad y por eso conserva un toque más local, que se vive en sus galerías de arte alternativas, sus residencias del siglo XVIII y las tiendas de anticuarios que salpican la preciosa Rue Notre Dame. Chartrons está ubicado al norte del casco antiguo y es una de las mejores zonas donde alojarse en Burdeos. De hecho, se lo conoce como el SoHo de Burdeos.

Alojarse en Chartrons es más económico que en el centro histórico. Aquí se puede encontrar una gran cantidad de pequeños hoteles a precios medios. Entre los atractivos del barrio destacan: la Place du Marché des Chartrons, la aristocrática calle Cours Xavier Arnozan, el Quai des Chartons y un simpático mercado callejero que se realiza todos los domingos a orillas del río.

Por cierto, en Chartrons se encuentran tres museos emblemáticos de Burdeos: el Museo de Arte Contemporáneo (con más de 1.300 obras de casi 200 artistas), el Musée du Vin et du Négoce à Bordeaux (que cuenta la historia del vino y sus comerciantes en Burdeos) y el fabuloso Cap Sciences, un museo de ciencia muy completo, el más importante del sur de Francia.

Gare Saint-Jean

Recostado junto al Garona, bastante cerca del casco antiguo, se ubica el distrito que alberga la histórica estación ferroviaria de Burdeos. La zona de Gare Saint-Jean resulta ideal para quienes quieran estar bien comunicados con otras ciudades del sur de Francia. Además, se encuentra a sólo 20 minutos en tranvía del centro histórico.

En las cercanías de la estación de trenes (que fue construida en 1855 y es en sí misma una belleza) se ubican atractivos como la Iglesia de la Sainte-Croix, con su emblemática fachada románica. La ventaja de Gare Saint-Jean es que aquí se pueden encontrar hoteles aún más económicos que en Chartrons y el centro histórico. La oferta de alojamiento es enorme y muy variada, en todas las gamas de precios.

Pero la Gare Saint-Jean tiene aún más para dar. Quienes piensen que, por ser una zona ferroviaria, no tiene actividad nocturna, están muy equivocados. Cuando cae el sol, decenas de bares reciben a cientos de jóvenes en busca de fiesta, principalmente en las zonas aledañas al Quai de Paludate. Este distrito regala una vida nocturna realmente interesante.

Si estás buscando un lugar bien conectado con el centro, que tenga vida nocturna y ofrezca buenos precios, la zona de Gare Saint-Jean es la mejor donde alojarse en Burdeos.

Bastide

Otro de los barrios interesantes donde alojarse en Burdeos es el barrio de Bastide. Este barrio se ubica frente al casco histórico de Burdeos y se conecta a través del puente de Pierre. En esta parte de la ciudad se puede visitar la Iglesia de Saint Marie de la Bastide, la Plaza Stalingrad (con sus encantadores cafés) y el Jardín Botánico. Alojarse en Bastide es ideal para quienes quieran estar cerca del centro histórico, a precios más bajos, en un ambiente alternativo y moderno.

Saint-Michel

Con el gran atractivo del Mercado des Capucins -en donde se puede comprar toda clase de productos frescos regionales-, este barrio se ubica al sur del centro histórico. Se trata de una zona multicultural y joven, que ofrece alojamiento económico y gastronomía de distintos países (comida africana, hindú y asiática).

Entre los atractivos de Saint-Michel destacan la Basílica de St Michel y, además del Mercado des Capucins, otro mercadillo muy simpático llamado Les Puces de Saint-Michel. Para algunos, este barrio se ha convertido en uno de los más entretenidos para salir de fiesta a la noche.

Bassin a Flot

Otra de las zonas económicas donde alojarse en Burdeos es Bassin a Flot. Conectada con la ciudad gracias al tranvía de la línea B y el puente Jacques Chaban-Delmas, esta es una de las zonas que más creció en Burdeos en los últimos años. Se trata de un área portuaria, totalmente reciclada, en la que han desembarcado algunas grandes cadenas hoteleras (que ofrecen precios más bajos que en el centro histórico y en Chartrons).

Entre los atractivos del barrio llama la atención la fabulosa Cité du Vin. Esta auténtica Ciudad del Vino es el museo y parque temático más famoso de Burdeos. En este sitio se recorre la historia del vino desde el año 6.000 a.C. hasta nuestros días.

La fisionomía del edificio es francamente increíble, porque emula el movimiento curvilíneo del vino al caer en la copa y es, indudablemente, otro de los lugares mágicos que ver en Burdeos.

¿Dónde alojarse en Burdeos por menos de 100€ la noche?

Hôtel Notre Dame

A tan sólo 5 minutos a pie del centro histórico, uno de los hoteles interesantes donde alojarse en Burdeos por menos de 100€ la noche es el Hotel Notre Dame. Es un establecimiento sencillo y muy cómodo, que ofrece una gran relación calidad-precio por su excelente ubicación. Sus habitaciones están bien equipadas y la calle del Hotel Notre Dame es realmente animada. La tarifa es de 79€ la noche, más 3€ de impuestos y cargos. Los huéspedes calificaron a este hotel con 8 puntos en Booking.

Eklo Bordeaux Centre Bastide

Como dijimos, la zona de Bastide es ideal para quienes quieran estar cerca del centro histórico (sólo hay que cruzar el puente de Pierre sobre el río Garona) y pagar menos por un hotel. Este es caso el Eklo Bordeaux Centre Bastide, un hotel donde alojarse en Burdeos que ofrece una tarifa de apenas 68€ la noche, más 2€ de impuestos y cargos. Sus calificaciones en Booking alcanzan los 7,4 puntos.

Meininger Hotel Bordeaux Gare Saint Jean

La oferta de hoteles en los alrededores de la Gare Saint Jean (la histórica estación de trenes) es enorme y muy variada. Entre los hoteles donde alojarse en Burdeos (zona Gare Saint Jean) destaca el Meininger Hotel Bordeaux, con sus grandes habitaciones y un personal muy solícito, que recibió muchos elogios en Booking (8,6 puntos).

Este hotel se encuentra a 1,4 kilómetros de la Basílica de Saint-Michel y a 1,5 kilómetros del Puente de Piedra (una plácida caminata de no más de 20 minutos). Su tarifa es de 83€ la noche, más 2€ de impuestos y cargos.

B&B Hotel Bordeaux Bassins à Flot

Este establecimiento se ubica en la zona de Bassins à Flot, a unos 15 minutos a pie de la Ciudad del Vino, el gran atractivo del lugar. El B&B Hotel Bordeaux Bassins à Flot ofrece habitaciones con aire acondicionado, perfectamente equipadas, con buenas reseñas en Booking (8 puntos). Su tarifa es de 97€ la noche, más 3€ de impuestos y cargos.

¿Dónde alojarse en Burdeos entre 100€ y 200€ la noche?

Hotel Vatel Bordeaux

Con reseñas que arañan los 9 puntos en Booking, este hotel recomendado donde alojarse en Burdeos está emplazado a sólo 400 metros del Museo del Vino. Este cuatro estrellas presenta una excelente relación calidad-precio, con una tarifa de 179€ la noche, más 4€ de impuestos y cargos.

Entre los puntos de interés cercanos al Vatel Bordeaux se encuentran, además del Museo del Vino, el puente de Chaban Delmas (a 1 kilómetro de distancia) y el Musee d’Art Contemporain CAPC, a menos de 15 minutos de caminata.

Novotel Bordeaux Centre Gare Saint Jean

Este cuatro estrellas, con calificaciones por 8,8 puntos en Booking, está situado a 50 metros de la estación de tranvía C, a 3 paradas del centro de Burdeos y de la Place de la Bourse. El Novotel Bordeaux se ubica a escasa distancia de la estación de trenes de Saint Jean, sobre la tranquila Rue Tauzia. Sus habitaciones son amplias y cuenta con un restaurante muy elogiado, que sirve cocina típica francesa. Su tarifa es de 199€ la noche.

Mercure Bordeaux Chateau Chartrons

Este hotel tiene un detalle muy especial. Está ubicado en el antiguo barrio de los comerciantes de vino, en un ambiente local y con mucho encanto. El Mercure Bordeaux Chateau Chartrons tiene habitaciones de elegante decoración y su restaurante, llamado Le Chais St Louis, es muy valorado por sus huéspedes.

Además, el establecimiento se ubica muy cerca de la orilla del río Garona y a 15 minutos a pie del Museo de Arte Moderno CAPC. Su calificación en Booking es de 8,1 puntos y su tarifa alcanza los 189€ la noche, más 4€ la noche.

Best Western Plus Bordeaux Gare Saint-Jean

Otro de los hoteles cuatro estrellas recomendados donde alojarse en Burdeos es el Best Western Plus Bordeaux Gare Saint-Jean. Este hotel ocupa una preciosa mansión del siglo XVIII, decorada con un estilo típico de Burdeos y situada a 100 metros de la estación de TGV (el tren de alta velocidad) de Saint-Jean.

Las habitaciones del Best Western Plus Bordeaux Gare Saint-Jean disponen de aire acondicionado, cafetera Nespresso, soporte para iPod y baño privado, entre otras comodidades. Sus calificaciones en Booking promedian los 8,5 puntos y su tarifa es de 179€ la noche, más 4€ de impuestos.